Beneficios de la Materia Orgánica en el suelo

materia organica
La incorporación de materia orgánica en la agricultura mejora significativamente la fertilidad del suelo, aumenta la capacidad de retención de agua y optimiza el almacenamiento de nutrientes. Estas prácticas, promovidas por expertos como Recimán, aseguran cultivos más saludables y sostenibles. Mediante el uso de abonos organominerales y modernas técnicas de compostaje, se logra un equilibrio perfecto entre productividad agrícola y cuidado del medio ambiente, beneficiando tanto a los agricultores como a las generaciones futuras.

Son muchos los estudios realizados por distintos investigadores y demás personas especializadas en el mundo agrario, todos ellos coinciden en los beneficios que la incorporación de materia orgánica (de ahora en adelante MO), produce sobre suelo, resaltando a modo de resumen, el aumento de la fertilidad y, por tanto,  de la capacidad de los suelos de sustentar la vida que sobre ellos se genera.

Principios Básicos del Aumento de Fertilidad

Este aumento de la fertilidad, viene producido como consecuencia de los siguientes principios básicos, en los cuales entraremos en profundidad a lo largo del siguiente documento:

  • Modificación de las propiedades físicas; como aumento de la capacidad de retención de humedad.
  • Modificación de las propiedades químicas; como  aumento de la capacidad de almacenamiento de nutrientes.
  • Modificación de las propiedades biológicas; la MO aporta distintas clases de microorganismos y nutrientes necesarios para el aumento de la vida en el suelo, estos seres viven en simbiosis con el mundo vegetal, beneficiándose ambos de este efecto.

Contenido de Materia Orgánica en los Suelos

El contenido en MO de los suelos de nuestras latitudes ronda entre 1-3% del peso de la capa arable de la tierra, las acciones del hombre sobre el suelo influyen de manera decisiva en dicho contenido, de tal forma que suelos agrícolas con altas rotaciones de cultivo, alto laboreo, regadío, no incorporación de residuos de cultivo al suelo, son de las principales causas de pérdida de MO en suelo, por tanto, con el fin de mantener la fertilidad de nuestros suelos, se hace necesaria la introducción de planes de abonado orgánico, junto con el abonado mineral ambos compatibles y complementarios, los abonos organominerales aúnan estas características en un solo producto.

Recimán y sus Soluciones Sostenibles

Recimán, en su modelo de negocio basado en la sostenibilidad, viene, desde sus orígenes, ofreciendo toda una gama de abonos y enmiendas de base orgánica, lo difícil es estimar que cantidad de este tipo de productos, es necesario añadir a nuestros cultivos, para obtener un beneficio neto positivo, para ello, disponemos de un departamento técnico que asesora al cliente de las dosis óptimas de aplicación basándose en criterios económicos, técnicos y normativos.

Proceso de Compostaje y Producción de Enmiendas

Las distintas enmiendas que sirven de base a nuestros abonos organominerales, han sido obtenidas en nuestras modernas instalaciones de compostaje, con controles continuos de temperatura, volteos periódicos y tiempos de maduración optimizados, con el fin último de obtener toda nuestra gama de enmiendas de suelo las cuales son complementadas con distintos fertilizantes minerales y de síntesis, con el fin de obtener los abonos organominerales de alto rendimiento, con todos los equilibrios demandados por el mercado, e incluso con la obtención de formulaciones específicas para cada cultivo, visita nuestra sección de abonos en www.reciman.es para ver toda nuestra cartera de productos, que van desde enmiendas orgánicas genéricas, hasta la obtención de abonos organominerales especializados para cada tipo de cultivo.

Definición: La fertilización es la restitución de los elementos nutritivos que el suelo como medio de cultivo, va perdiendo por distintas causas, pero principalmente en suelos agrícolas, debido a la extracción de nutrientes por parte de las cosechas, la presencia de un contenido adecuado de materia orgánica en el suelo, garantiza la fertilidad presente y futura del suelo, aumentando la eficiencia en el uso de fertilizantes minerales y/o químicos entre otras ventajas.

Importancia de los Micronutrientes en la Materia Orgánica

Las MO, contiene toda la gama de micronutrientes que las plantas necesitan en pequeñas cantidades, pero que es necesario aportar para un correcto desarrollo de la misma, destacar los altos contenidos en Hierro, Manganeso… La MO que forma parte de las enmiendas y abonos organominerales, tienen de manera natural toda la gama de micronutrientes demandados. La aplicación de MO evita enfermedades originadas por deficiencias como clorosis férricas y distintos estados carenciales que merman la producción e incluso acaban con algunos pies (cultivos leñosos). Los micronutrientes, sirven como catalizadores de las distintas rutas metabólicas de las plantas, por lo que su presencia las favorece, ayudando a mantener las plantas sanas, sin carencias, podría hacerse una similitud a lo que representan las vitaminas para el ser humano.

También contiene elementos secundarios, por ejemplo, la MO  es rica en magnesio componente fundamental de la molécula de clorofila, por tanto la aplicación de MO a suelos de bajo contenido es esta, permite la incorporación de este importante elemento secundario, permitiendo crear una de las moléculas clave para fomentar la actividad fotosintética y por tanto la creación de biomasa (factor de productividad). Así mismo, la MO también aporta Hierro, micronutriente que entre otros factores, influye en la síntesis de la clorofila, la aplicación de MO evita la tan temida clorosis férrica, uno de los estados carenciales más usuales en la agricultura actual.

Modificación de las Propiedades Físicas del Suelo

Diversos estudios llevados a cabo por distintos organismos vinculados al mundo agrario, han llegado a la conclusión de que un suelo del tipo que sea debe tener del orden de un 50% de espacio vacío, que es donde se alojará el aire y el agua, pues bien, en suelos pesados (arcillosos) este espacio vacío disminuye, dificultando su aireación, la aplicación de MO permite aumentar la porosidad, convirtiendo los suelos arcillosos en suelos más sueltos, que permiten un mayor drenaje del agua, evitando el ahogamiento radicular de las plantas, igualmente en suelos muy arenosos, la aplicación de MO reduce la lixiviación del agua hacia horizontes profundos, donde el sistema radicular de la planta no es capaz de llegar, dotándolo por tanto, de mayor capacidad de almacenamiento de agua y nutrientes.

La aplicación de MO influye sobre la estructura del suelo, generando suelos más sueltos en terrenos arcillosos y con más coherencia en los arenosos, de tal manera que el sistema radicular de las plantas tienes más movilidad para buscar recursos. La MO mejora la capacidad de almacenamiento de agua, optimizando su uso en cultivos en secano y utilizar con eficiencia el agua en los cultivos de riego.

Todos los nutrientes deben estar presentes disueltos en el agua almacenada en el terreno, para su absorción por el sistema radicular de los cultivos, por lo que la aplicación de MO aumenta la retención de agua directamente e indirectamente ayuda a tener la despensa de nutrientes disponible en tiempo y cantidad necesaria sobre todo en periodos de alta demanda por parte de los cultivos.

Proceso de Compostaje y Higienización

Las enmiendas orgánicas de la gama (enmiendas orgánicas GD10®,GD20® y GD30®) han sido sometidas a procesos de compostaje con el fin primordial de proceder a su higienización tras alcanzar temperaturas controladas y registradas de 60-65ºC, con esto se consiguen reducir los costes de producción y poder así poner en el mercado una enmienda de bajo coste, especifica para altas dosis de aplicación, con este concepto es como se consigue verdaderamente modificar las propiedades físicas del suelo, sobre todo en suelos con estados carencial en MO importantes.

Cómo Saber si mi Terreno Agrícola Tiene Carencias de MO

En general en los terrenos del arco mediterráneo, los niveles de MO en la capa de suelo arable ronda el 1-3%.
Por definir una cifra de referencia, el nivel de MO que se considera óptimo, para mantener la fertilidad de nuestros suelos es:

Para secanos: 1,5%
Para regadíos: 2%

Si su terreno se encuentra por debajo de estos valores, aconsejamos la introducción de nuestras enmiendas de la gama GD10 GD20 con altas dosis de aplicación, para la recuperación del valor de MO en el suelo.

Por último indicar, la importancia de conocer la cantidad de MO, presente en sus suelos agrícolas, antes de decantarse por la aplicación de enmiendas orgánicas de la gama GDXX, en Recimán disponemos del personal cualificado para, conocer este dato y proponerle una fertilización orgánica con coherencia económica (dosis de aplicación), técnica (abonos complementarios)  y normativa (normativa de base medioambiental, como la relacionada con la contaminación por nitratos de origen agrario).

Importancia del Conocimiento del Contenido de MO

No menos importante, es mantener ese nivel de MO en el suelo, como es bien sabido, la cantidad de MO, va reduciéndose a medida que pasa el tiempo, debido principalmente a la mineralización de la misma, por lo cual es importante conocer ese ritmo de pérdida, los técnicos de Recimán le asesorarán en este concepto y le propondrán un plan de fertilización orgánica y/o organomineral en el tiempo, con dosis y tiempos de aplicación optimizados, la aplicación de la gama de abonos organominerales producidos por Recimán ayudan a mantener ese nivel de MO en suelo, a la vez que pone a disposición de los cultivos los elementos NPK, secundarios y microelementos que estos necesitan. La MO que contiene nuestros abonos organominerales procede de las enmiendas obtenidas tras largos periodos de compostaje, maduradas convenientemente, con el fin de garantizar unos niveles de ácidos húmicos y fúlvicos optimizados, los cuales intervienen de manera decisiva en la mejora de la aptitud del suelo para proveer de nutrientes a las plantas, como de detallará más adelante.

En Recimán tenemos en cuenta por encima de todo el cuidado de nuestro de medio, uno de los retos a los cuales se enfrentan distintas regiones es la erosión de los suelos, sean o no agrícolas, entendiéndose esta, como la perdida de fertilidad continuada de los suelo, por lo que creemos que restituir a los suelos la biomasa que gracias a ellos se genera, permiten un doble beneficio, mantener su fertilidad garantizando la productividad y por tanto el mantenimiento de la actividad agraria en zonas semiáridas, y lo más importante dejar un legado para las generaciones futuras en forma de suelos fértiles, sean para producir alimentos y fibras, o las nuevas tendencias que se irán introduciendo como producir agroenergía, compuestos químicos naturales etc.…

El suelo. Medio químico. Modificación de este tras la aplicación de MO.

Los nutrientes que las plantas necesitan para su desarrollo, están en el suelo, bien en los complejos y agregados del mismo, bien disueltos en el agua retenida en el suelo, la aplicación de MO  interviene directamente en ambos, formando los denominados complejos arcillo-húmicos que sirven de despensa de nutrientes, es decir aumentan la capacidad de los suelos para almacenar los nutrientes que las plantas demandan en periodos concretos, permitiendo de esta manera disminuir la cantidad de fertilizantes NPK que de otra manera se perderían por distintos motivos, principalmente por lixiviación, por otro lado, la incorporación de MO al suelo aumenta  la capacidad de retención de agua, y por tanto la disolución en este agua retenida, de los distintos elementos nutritivos presentes en el suelo que posteriormente absorberán los cultivos.

Los complejos arcillo-húmicos presentes en el suelo y generados con la incorporación de MO al suelo, permiten una optimización en la fertilización potásica, fosfórica, y en nitrógeno en sus formas amoniacales y orgánicas evitando pérdidas por lavado (lixiviación), los abonos organominerales de Recimán, permiten mantener el nivel de humus de los suelos gracias a sus altos contenidos en este tipo de sustancias, lo cual permite la formación de los complejos arcillo húmicos, y aumentar la capacidad de reserva de nutrientes puestos a disposición de los cultivos, a su vez, permite la fertilización NPK y refuerzo en secundarios.

La capacidad de intercambio cationico, puede definirse como la manera natural en la que los nutrientes circulan y son almacenados o puesto a disposición de las plantas  en tiempo y cantidad, utilizando como vehículo la solución del suelo (agua retenida), un suelo con un alto contenido en humus es un suelo con una mayor capacidad de almacenamiento e intercambio, en definitiva, la fertilización orgánica, dota de mayor aptitud a los suelos en su función de abastecer  de nutrientes optimizando de esta forma la fertilización NPK.

La aplicación de los abonos organominerales de sementeras y coberteras compuestos por nuestras enmiendas húmicas complementadas por compuestos minerales naturales y/o químicos, permiten la incorporación de humus al suelo, mejorando su aptitud como medio de cultivo, así como los nutrientes NPK y secundarios que en  los equilibrios y dosis de aplicación adecuados permiten una fertilización racional económica y medioambientalmente hablando.

Modificación de las Propiedades Biológicas del Suelo

En el suelo existe, multitud de micro y macro organismos que se alimentan de la MO, la mayor parte de estos organismos tienen ciertas funciones relacionadas con el aumento de fertilidad de los suelos, como por ejemplo la transformación de nutrientes no asimilables en asimilables, por ejemplo  la Urea (fertilización nitrogenada) el nitrógeno no es directamente asimilable por las plantas, gracias a una serie de microorganismos (bacterias) presentes en el suelo, el nitrógeno ureico es transformado a N asimilable, es uno de los muchos ejemplos que se pueden decir, y que ponen de manifiesto la importancia de incorporar MO a nuestros suelos, con el fin de servir de alimento a estos organismos, ayudando a su mantenimiento y proliferación, redundando en un aumento de la fertilidad de los suelos.

Normativa de Fertilizantes y Afines

Todos los componentes que sirven de base para nuestras enmiendas están autorizados por la normativa vigente, además, todos los subproductos cárnicos que son incorporados, cumplen con la reglamentación en materia Sandach, la higienización y estabilidad de nuestras enmiendas, queda garantizada, gracias a nuestras modernas instalaciones de compostaje, donde toda la masa a compostar alcanza las temperaturas de higienización (pasteurización) necesarias, gracias a una buena mezcla inicial, volteos periódicos en función de nivel de actividad bacteriano (temperatura) y fin perseguido, junto con tiempos de maduración adecuados, nos permite obtener una gama de enmiendas con garantías sanitarias. Todas nuestras productos están registrados y autorizados por las autoridades competentes.

Resumen de los Efectos de la Incorporación de MO

Efectos sobre las propiedades físicas:

  • Amortiguación de las oscilaciones térmicas del suelo.
  • Agrega terrenos sueltos y da soltura a terrenos pesados.
  • Da estabilidad y cohesión estructural.
  • Aumenta la permeabilidad hídrica y gaseosa.
  • Facilita el drenaje.
  • Reduce la erosión.
  • Aumento de la capacidad de retención hídrica.
  • Reduce evaporación.
  • Mejora el balance hídrico.
  • Reduce el riesgo de formación de costra.

Efectos sobre las propiedades químicas:

  • Aumenta el poder tampón.
  • Regula el PH.
  • Aumenta la capacidad de intercambio cationico.
  • Forma fosfohumatos y quelatos.
  • Mantiene las reservas de Nitrógeno.

Efectos sobre las propiedades biológicas:

  • Regula la actividad microbiana.
  • Favorece la germinación de semillas.
  • Favorece la respiración radicular.
  • Favorece el estado sanitario de las raíces y demás órganos subterráneos.
  • Mejora la nutrición mineral de los cultivos.
  • Aporta reguladores de crecimiento vegetal.
  • Activa la rizogenesis.

Efectos de la Incorporación de MO sin Descomponer en los Terrenos Agrícolas

La incorporación de MO sin descomponer tiene efectos contraproducentes en el corto plazo, nunca en el medio-largo plazo, por las siguientes razones:

La incorporación de MO sin descomponer es una gran fuente de alimento para la fauna del suelo, estos microorganismos comienzan a descomponer la MO y para ello, demandan una alta cantidad de Nitrógeno, si este nitrógeno no se encuentra en la propia MO empiezan a demandar nitrógeno mineral, entrando en competencia con los cultivos y mermando por tanto la cantidad de cosecha del año en cuestión, si bien es cierto que las bacterias una vez agotan la mayor parte de la MO mueren y este nitrógeno vuelve de manera natural a estar a disposición del cultivo tras su mineralización. Por todo lo expuesto en Reciman garantizamos lo siguiente:

  1. Todas nuestras enmiendas son sometidas a procesos de compostaje con temperaturas termófilas que garantizan la eliminación de patógenos y semillas de malas hierbas.
  2. Gran parte de la MO contenida en nuestras enmiendas y abonos  esta transformada en humus, es decir, el poder de descomposición de nuestros abonos y enmiendas GD se ve reducido ya que ha sido previamente descompuesto en nuestras instalaciones. La Gama de enmiendas GDXX viene acompañado de un número 10, 20, 30 … 90 que es un indicador sobre el tiempo  que la MO ha estado en las pilas de compostaje de tal forma que la GD10 es la menos descompuesta y por tanto mas asequible económicamente hasta la GD90 totalmente descompuesta con altos periodos de maduración, son enmiendas que sirven de base para nuestros abonos organominerales, donde la presencia de altas cantidades de humus son la razón principal, es por ello que las enmiendas GD10, GD20 y GD30 se usan para altas dosis de aplicación sobre todo para la corrección de carencias de MO, y la GD70, GD80 y GD90 entran en la formulación de nuestros abonos organominerales para una correcta fertilización orgánica en NPK, secundarios y micronutrientes.
Share the Post:

Artículos Relacionados

materia organica

Beneficios de la Materia Orgánica en el suelo

La incorporación de materia orgánica en la agricultura mejora significativamente la fertilidad del suelo, aumenta la capacidad de retención de agua y optimiza el almacenamiento de nutrientes. Estas prácticas, promovidas

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de atenderte e informarte.